BODAS

Fotografiando emociones ...

El pre-Boda:

Valoramos por encima de todo en esta sesión antes del evento su valor ensayístico, la pre-boda nos da la oportunidad de encontrarnos en un entorno fotográfico y sobre todo permite que los novios se enfrenten a la cámara y rompan esa fría distancia que crea en algunas personas ser el punto de atención de un objetivo.

El día de la boda;

Nuestro desafío es fotografiar los momentos a medida que ocurren con la mínima intervención posible, realizamos por lo tanto un trabajo documentalista, moviendonos de manera discreta para que se aprecie en la menor medida posible nuestra presencia, esta es la manera de capturar el verdadero espíritu del enlace en las imágenes.

La post-boda:

Aquí buscamos la foto más elaborada teniendo en cuenta diversos aspectos, el entorno, la pose, la luz y la composición; Sin embargo nos gusta crear un ambiente relajado para que, a pesar de ser una fotografía menos espontánea, siga teniendo el punto de naturalidad necesario para mantener la magia de la espontaneidad.